El coronavirus eleva presión sobre el mercado laboral y el desempleo en el Gran Santiago se dispara a nivel más alto en 35 años

  • 0
  • 27 de mayo de 2020

La desocupación en el Gran Santiago se disparó a 15,6% y se explica por una caída del empleo total de 15,5% sumado a una disminución de la fuerza de trabajo de 7,5%.

Sin precedentes en los últimos 35 años. La desocupación en el Gran Santiago se dispara a 15,6% en marzo según los datos entregados por el Centro de Microdatos de la Universidad de Chile.

De hecho la cifra, se sitúa muy sobre el 9,5% promedio de los últimos 20 años y se inscribe como el registro más alto desde junio de 1985 cuando se ubicó en 15,7%. Además, se en linea con lo anticipado por los expertos, respecto a eventuales tasas de desempleo cercanas al 18%.

La muestra se hizo en 1.762 hogares lo que representa un universo de 5.618 personas.

El sondeo fue realizado entre el 16 de abril y el 17 de mayo, justo cuando se empezaron a sentir de lleno los efectos económicos del Covid-19 que lleva instalado en el país desde marzo pasado. El alza en la tasa, según explica la actual Directora Ejecutiva del centro, Lorena Flores se debió a una caída del empleo total de 15,5% sumado a una disminución de la fuerza de trabajo de 7,5%.

La cifra actual de desempleo equivale a 469.284 personas desocupadas, es decir, 1,6 veces más que hace doce meses. Según el análisis de Microdatos, del total de desocupados un 94,6% corresponde a cesantes, o sea personas que han trabajado anteriormente con remuneración. En el mismo período, el empleo asalariado disminuyó 12,3%, mientras el empleo independiente se redujo en 24,9%.

Actividades más golpeadas

Tal como lo venían adelantando las cifras de despidos por necesidades de la empresa, y la gran adhesión de trabajadores a la Ley de Protección al Empleo, las actividades más económicas más golpeadas fueron comercio cuya tasa de cesantía alcanzó un 23,3%, le siguen construcción con 22,0%, servicios comunales y sociales (16,0%), transporte, comunicaciones y servicios de utilidad pública (13,0%), servicios de Gobierno y financieros (12,9%) y servicios personales y de los hogares (9,8%). En tanto, la industria manufacturera presentó un alza leve de 1,4%.

La tasa de ocupación laboral se contrajo 9,3 puntos porcentuales en doce meses al ubicarse en 47,8%. Esto, según señala Flores “se debe a la disminución de 9,1% en la tasa de ocupación femenina y de 9,3% en la masculina». La participación laboral también registró una contracción (5,1pp en doce meses) y se ubicó en 56,7%.

Fuente: Pulso