El Instituto de Salud del Trabajador (IST) reabrió la Clínica Lo Curro en Vitacura, sumándola a su red de 140 centros de atención.

La clínica fue vendida a la entidad a fines de 2019, por el empresario Abraham Senerman en unos US$%6 millones.

Inicialmente, el centro se denominaba Clínica Las Nieves, pero tras dificultades financieras pasó a manos del cirujano Pedro Vidal y un grupo de inversionistas a los que se sumó Senerman. Luego de una serie de tensiones entre Vidal y el empresario —que llegaron a la justicia-, este último la enajenó tras desistir un salvataje financiero.

Fuente: La Segunda