Seguridad y salud avanzan como conceptos centrales en el ámbito laboral

  • 1
  • 28 de abril de 2018

Hoy se conmemora el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo. Pero, ¿por qué la Organización Internacional del Trabajo (OIT), las organizaciones sindicales, las mutualidades de seguridad y otros organismos celebran este día? Y es que los trabajadores son el motor que mueve al país y proyectan su desarrollo.

“Gracias a su esfuerzo diario, todos los chilenos se ven beneficiados, logrando que como comunidad tengamos una mejor calidad de vida. Por eso mismo, el bienestar de los trabajadores es quizás el punto más importante para poder seguir avanzando en la senda de un desarrollo sostenible en el tiempo”, sostiene Ernesto Evans, presidente de la Asociación de Mutuales.

GESTIÓN PREVENTIVA

Por su parte, María José Zaldívar, subsecretaria de Previsión Social, señala que en este tema, Chile presenta una institucionalidad reguladora, prestacional y fiscalizadora relativamente robusta en materia de protección contra riesgos del trabajo lo que -a su juicio- se manifiesta con niveles, en general, adecuados de cobertura de la población laboralmente activa, con un índice de accidentabilidad que ha ido bajando.

“Los desafíos más importantes dicen relación con la necesidad de mejorar la gestión preventiva de las empresas, es decir, introducir esta cultura en todos los niveles, aumentar los índices de reconocimiento de las enfermedades profesionales, pero también su pesquisa y vigilancia, hacer más eficiente la labor fiscalizadora, coordinando a las distintas entidades responsables. Por ello, en este Gobierno nos hemos propuesto reimpulsar proyectos de reformas presentados el 2013 respecto del Estatuto Orgánico de las Mutualidades de Empleadores, como de la ley N° 16.744, con foco en la prevención de riesgos, tarea para la cual ya estamos haciendo los estudios necesarios, con miras a formular indicaciones”, detalla la subsecretaria.

En tanto, y orientándose al Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, Segundo Steilen, presidente de la Unión Nacional de Trabajadores de Chile (UNT), destacó que este día es muy importante para los trabajadores. “Nos recuerda que debemos seguir avanzando como país en materias de seguridad y salud laboral, a través de políticas públicas que cuenten con una participación tripartita, es decir, incluyendo al Gobierno, los mismos trabajadores y las empresas, siempre en base al diálogo”, dice.

Por otro lado, Fabio Bertranou, director de la Oficina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para el Cono Sur de América Latina, señaló, en tanto, que la temática elegida este año por la OIT con motivo de la campaña del Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, es la ‘Mejora de la seguridad y salud de los trabajadores jóvenes’.

“Ello, con el objetivo de sensibilizar a gobiernos, empleadores, trabajadores y a la sociedad en su conjunto para construir una generación de trabajadores seguros y saludables. Esta elección radica en el hecho de que los trabajadores jóvenes registran índices de lesiones profesionales notablemente superiores a las de los trabajadores adultos”.

En el aniversario número 50 de la Ley del Seguro Social de Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales, dice Ernesto Evans que resulta relevante darse cuenta de cuánto y cómo se ha avanzado después de cinco décadas desde que se publicara la ley 16.744, que regula el funcionamiento de las mutualidades privadas del país (ACHS, IST y Mutual de Seguridad), y que protegen a más de 5 millones de trabajadores, chilenos y extranjeros, sin importar el lugar donde trabajen o el puesto que ocupen, dando un servicio igualitario a todos, sin costo para el trabajador.

En la década del 60, la tasa de accidentabilidad sobrepasaba el 35%, es decir, más de 35 trabajadores de cada 100 sufría un accidente de origen laboral en el año.

Así lo detalla Ernesto Evans, quien señala que hoy la cifra ronda el 3,4%. “Es un avance sustancial, pero no nos deja tranquilos, porque siempre la mejor cifra será cero. Detrás de cada trabajador que se accidenta se produce un impacto que se amplifica a toda una red de personas, la familia, los compañeros de trabajo, sus seres queridos”, subraya.

PREVENCIÓN

Dado que los trabajadores pasan una parte importante del tiempo en sus labores, el rol de las mutualidades se vuelve más protagónico ya que asesoran a las empresas en gestionar los riesgos, es decir, entregando una asesoría preventiva en esta materia.

En este camino, las mutualidades protegen a cerca de 170 mil unidades empleadoras/empresas y, de esas, más del 95% tiene menos de 100 trabajadores.

“Pese al mayor número de personas que se han ido incorporando al sistema, el trabajo en prevención ha sido clave para la reducción de manera significativa de la accidentabilidad laboral, especialmente en las empresas de menor tamaño. Y más que nunca es clave el compromiso de las empresas, trabajadores y la autoridad para abordar esta gran tarea en conjunto”, dice Evans.

 

Fuente: Economía y Negocios Online